El buen cuidado de las personas de la tercera edad es fundamental para cualquier sociedad y una función muy importante la cumplen las residencias para la tercera edad.

Cuando se habla de la tercera edad en las personas nos estamos refiriendo a los últimos años que les toca vivir a los humanos, si ahora la mortandad se calcula en setenta años, la tercera edad comenzara aproximadamente cuatro o cinco años antes, que por regla general tanto las mujeres como los hombres se sentirán con dolencias y los movimientos más lentos y torpes apareciendo enfermedades que antes no habían tenido, por lo que es muy frecuente escuchar decir a una mujer me duele la pierna o la cadera me ha salido artritis o tengo artrosis a los hombres tengo próstata o soy diabético cuando nunca lo había sido, no puedo comer o beber de tal cosa porque el médico me ha dicho que tengo colesterol, estas cosas según nos comentan en Residencia de Ancianos en Sevilla son las dolencias que son más generales en las personas de la tercera edad.

A partir de los setenta años es cuando el treinta por ciento de las personas, hombres y mujeres y necesitan de la ayuda personal para alguna de las necesidades diarias, en un matrimonio que están los dos solos en una vivienda a partir de los setenta es seguro que uno de los dos necesita de ayuda, comenzando los problemas de convivencia, si es la mujer la que la necesita es más complicado porque su marido posiblemente solo no la pueda ayudar necesitando ayuda, las mujeres por regla general están más capacitadas para cuidar de un hombre cuando este lo necesite, pero llegado el momento los dos necesitaran de ayuda por lo que su destino más adecuado es Residencia de Ancianos en Sevilla, donde podrán disfrutar de todos los cuidados los cuatro o cinco años que les queda de vida.

Los problemas más gordos en la tercera edad es cuando comienzan las enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson, que son casos donde con toda seguridad comienzan a necesitar la ayuda durante todo el día y la noche, porque una persona así no puede estar sola porque puede ser un peligro para ella y para los que la rodean, Residencia de Ancianos en Sevilla nos dice que sus cuidados tanto médicos como de aseo y alimentación son muy adecuados para todas las personas que allí están internas, ya que están cuidadas por personas profesionales tanto por la parte médico sanitaria, como en el aseo y cuidados alimenticos y de entretenimiento diario, tanto de día como de noche.